martes, 28 de diciembre de 2010

Paisajes Citadinos.

En los 1960s, desilusionada de la escena musical, Ernestine Anderson (Texas, 1928) -en 1958 considerada por la revista "Time" como la mejor voz nueva en el negocio- la abandonó por completo. En 1971, dedicada a la práctica del budismo, recuerda que cantaba especie de oraciones rogatorias para lograr el álbum que le permitiera volver. Por esos días recibió una llamada del saxofonista Benny Carter invitándola a cantar en la grabación de un ambicioso proyecto de estrelas patrocinado por el compositor Bob Friedman. Fue el inicio de su renacimiento. Carter definió su estilo como "honesto y natural, sin tratar de imitar a nadie más que a ella misma".

En 1987, celebró su debut en Concord Records con el álbum "Be mind tonight". La asociación con la disquera había ya producido una cadena de finos álbumes. "Este es un disco que quería grabar desde hace algún tiempo y cuando escuché la posibilidad de tener a Benny, lo sentí como un honor y me emocioné mucho" dijo Ernestine. Y es que la cantante y el alto saxo hacen una combinación perfecta en el evocativo paisaje de "Domingo en Nueva York", mientras que en el no menos evocativo "Londres por la Noche", ciudad donde vivió dos años, Anderson abre con la meloza riqueza de su voz fijada por el super bajo de Ray Brown. Acompañan también: Marshall Otwel (piano), Ron Eschete (guitarra) y Jimmie Smith (batería).

8 comentarios:

Esther dijo...

Carter tuvo ojo y oído llamando a Ernestine, me gusta su voz es cálida, serena, natural, con swing, y acompaña muy bien el saxo de Benny.

Miles de besitos, Armando, y gracias por tu suave música. Se agradece mucho y más por el contraste de música-ruido que se escucha en este local donde estoy por el wifi, aquí en Dénia, es malísima y vulgar. Así que me he puesto los auriculares y disfruto mucho con Ernestine.

Me pregunto por qué narices triunfa la vulgaridad. Y no encuentro respuesta.

Dr.Krapp dijo...

Una exquisitez que por algún extraño motivo se saborea mejor en Navidad. Esa voz templada y segura se arropa con el sonido de ese monstruo del ritmo llamado Ray Brown que se permite el lujazo de hacer duetos instrumentales con la cantante, mientras Benny Carter sobrevuela por encima dándole ese toque luminoso a estos dos temas.

Armando dijo...

El viejo Benny no falla, Esther. Me alegro te gustara y te sacara un poco del ruidoso lugar en Denia (son lo mismo en todos lados, tampoco entiendo porqué habiendo una oferta enorme y maravillosa de música).

Besos.

La misma Ernestine se hubiera emocionado de encontrar tus palabras en la reseña de su disco, Doctor.

Troglo Jones dijo...

Siempre hago a Ernestine más una cantante de soul o de r&b, pero hay que reconocerle que es una todo terreno, y en el jazz también se siente a gusto.

Abrazos.

Armando dijo...

Ernestine se siente confortable en muchos estilos, Troglo, recien en 2009 a sus 80's grabó una colección de baladas pop standar en el álbum "A song for you".

Abrazos.

Hector Aguilera S. dijo...

Es una gran cantante, me cuesta entender porqué no ha tenido la figuración y reconocimiento que merece. Una voz con un timbre maravilloso, además de un swing sostenido. El tema que has subido además de hermoso, da cuenta de todo los atributos de esta cantante.
Saludos y Felices Fiestas

Armando dijo...

Pues es difícil entender que con tantos atributos, Ernestine no sea tan conocida como otras que no tienen ni la mitad, Héctor.

Saludos y lo mejor en el nuevo año.

kuto dijo...

Buena combinación para estas fechas de fin de año: El Rhon de tu tierra que lo pone el saxo de Benny ; el zumo de fruta fresca (piña podría ser?) que lo pone la voz suavecita de Ernestine y Ray que bate la coctelera con el ritmo perfecto de un pájaro carpintero... y yo con ese cubata te digo SALUD y Feliz 2011, amigo Armando.