jueves, 18 de junio de 2009

Gary


Busqué fotos del olvidado y talentoso director, compositor y vibrafonista Gary McFarland nacido en los Angeles (1933) y envenenado en un bar de Manhattan en 1971, para encabezar esta entrada, pero no encontré una donde estuviera solo.

A principios de los 60’s el boom de la Bossa Nova en EE.UU contagió también a maestros consagrados del Jazz como Stan Getz, quien requirió al entonces jovencito McFarland, arreglar un álbum de Bossa Nova para big band en seguimiento a los exitosos “Jazz samba” y “Desafinado” de unos meses antes; y así, graban con el productor Creed taylor (“Verve”,1962) este álbum, ya parte de los anaqueles de la historia de esta musica. Participan también el pianista Hank Jones y el guitarrista Jim Hall.

6 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

Intento ser sincero en mis comentarios, Armando.
Creo que está música es demasiado aséptica y funcional, le falta garra, chispa, alma. Parece un típico trabajo de lo que llaman el Mainstream y creo que no tiene el espíritu de la Bossa Nova. Pero es un testimonio de aquel deslumbramiento ante la nueva música llegada de Brasil.

solojazz dijo...

Bienvenidos siempre tus comentarios, Doctor Krapp. De hecho, la entrada es solo eso, un testimonio y estoy de acuerdo con tu opinión, que por cierto era de cierta manera la de los músicos pioneros de la Bossa que en el caso de su relación con Getz, opinaban que al principio se subió al ritmo a regañadientes, pero luego le vió el potencial, y bueno, conociendo lo que se sabe de Stan.... pues, puede ser que también se fuera enamorando de esta música deslumbrante para las nuevas audiencias. No fue nada malo.

Troglo Jones dijo...

Saludos:

Bueno, sí que hay algo de aprovechamiento comercial en subirse al carro de los nuevos ritmos. Pero también hubo grandes resultados, como aquel "Getz/Gilberto".

Abrazos.

solojazz dijo...

Tu ejemplo abona la hipótesis de que Stan realmente se enamoró de la Bossa (o de Astrud y por eso Joao no muy lo tragaba) y aprendió el idioma, Troglo.

Saludos

Dr.Krapp dijo...

Stan Getz era un intérprete fabuloso que lucho a brazo partido para que no se apagase la antorcha cool y cuando ya casi desistía de conseguirlo se topó con todo un incendio llamado Bossa Nova, es hasta cierto punto lógico que se sumergiese en aquella vorágine.

solojazz dijo...

Eso nadie lo duda, Doc. pero son conocidas ciertas adicciones que no le permitian controlar sus finanzas y las urgencias inciden en la calidad de un disco.