martes, 14 de septiembre de 2010

De fiestas.

Sin menospreciar su enorme participación en el Jazz, dejo un poco agotado, al lado la guitarra y sus tañidos para dedicar un rato a la meditación necesaria para alcanzar un estado más saludable, acorde con estos tiempos de paz y templanza. Y para ello, aunque la oferta es variada y considerable, que mejor que escuchar, como dicen los maestros de la Sinfónica Nacional en su loable labor (extra) de educación escolar, a mi amigo el piano (Dave Brubeck); mi amiga la flauta (Herbie Mann); mi amigo el contrabajo doble (Chuck Israels) la siempre recargada batería (Paul Motian) y en memorable solo, también "over time", Joe Morello.


No vaya uno a creer, pero estos angelitos, en su día, también echaron sus canitas al aire, (algunos quizás lo sigan haciendo) pero siempre llega ese momento.

Y aquí los dejo, porque quiero tomar unas fotografías del paso de los escolares que traen, fatigados, la antorcha de la libertad desde la frontera norte camino al sur.

8 comentarios:

Armando dijo...

Aclaración: nombre melodía,leer "you" en lugar de "yoy".

Dr.Krapp dijo...

No entiendo lo del Goear. Te suelta la publicidad de esa cerveza horrible y luego se calla misteriosamente dejándote con la duda y aunque pinches en el botoncito nothing. Menos mal que después está esa versión entrañable del Take Five con un largirucho Burbeck y un Desmond siempre en la onda. Hay que estar muy atentos para que no se apague la antorcha en tiempos de ventisca.

Armando dijo...

Prueba de nuevo con doble click, vale la pena esa versión, Doc., dejala encendida mientras escuchas take five, pausalo y ve si suena. Asi me funcionó. No vi lo de la cerveza, pero si es la de aquí, es fuertecita. Las antorchas que usan ahora son de pilas, lo importante es que no se les apague la interior y que, como dicen los maestros de la sinfónica debidamente encervezados, eviten pero entiendan el camino provo, no les pase lo que Ginberg.

Sebastián dijo...

Sí, a saber qué bacanales organizaban estos angelitos con aires de profesores universitarios. Los he escuchado mucho este verano ('Time Out', 'Jazz Goes To College', 'The Greats Concerts').

Goear falla mucho, pero yo sí he que podido oír ese "I Love You" con Herbie Mann, el primer flautista de jazz del que tuve noticia (a principios de los 70, cuando el jazz comenzó a interesarme de un modo consciente).

Salud, felices fiestas y que la antorcha de la libertad nunca se apague.

ESTHER dijo...

Desde este verano he adquirido la buena costumbre diaria de ponerme los cascos y escuchar un buen disco de jazz completamente aislada del mundo y así conseguir ese estado saludable de paz y calma que nos comentas, Armando. Cierro los ojos y mientras escucho los temas me imagino el paisaje de Dénia, el mar, las montañas, el cielo, las estrellas, la luna... Así me relajo. Dave Brubeck con su siempre magnífico tema Take Five es calmante mejor que una aspirina.

El tema de goear no me ha dejado escucharlo.

¿Qué tal te han salido esas fotos de los escolares y sus antorchas de la libertad?

Un beso grande.

Jazz dijo...

Ai igual que los demás, el audio de goear no lo pude escuchar, por suerte el video anbaba bien y pude disfrutarlo.
Lamentablemente Take Five es un tema al que le tengo un poco de tirria, pero por este cuarteto valió la pena.

Troglo Jones dijo...

Todos unos tipos. Tengo ese disco del amigo Herbie, músico cambianta donde los haya habido. Ah, y el amigo Desmond, "el saxofonista más lento del mundo". Tiempos aquellos.

Abrazos.

Armando dijo...

Eran en realidad profesores de la agitación de conciencias con su música, con aires de angelitos. Salían, entraban y daban conciertos memorables como el del "Carnegie Hall de Brubeck. El Herbie de algunas portadas sexi provocadoras con soul latino meditando junto al gran maestro Bill en una primorosa "Letter to Evans". Tantas razones para quererlos, recordarlos y seguirlos gozando. Gracias y que así sea, Sebastián.

Creo que también voy a hacer rutína diaria con los cascos puestos, Esther. Ya tengo en lista un par de discos de Alice Coltrane, aunque uno con Santana, como que no mucho pero hasta escucharlo sabré los efectos. Quizás termine soñando con Denia yo también. Las fotos se frustraron porque la caravana demoraba mucho y desesperé. A lo mejor pasó algo en el camino
Besos.

Prueba lo que dije al Doctor y si sigue igual habrá que irse con la competencia. El tema tengo entendido que sirvió en su momento como "core" en el álbum "time out" con el que brubeck tenía el objetivo de romper con lo que estaba haciendo y transmitirlo al público. Llegue a tenerle un tiempo pero "Birria" y ahora que entiendo que fué por el exceso de cerveza con que lo acompañaba, vuelvo a el a menudo.

Me lo dices. Que lento y atildado que era Paul, es cierto. Con el clarinete daba sus acelerones. Y mi amigo Herbie, si, ya le contaba yo a Sebas. Que caleidoscópicos tiempos aquellos.

Abrazos.