lunes, 6 de septiembre de 2010

Cuando vuelva a tu lado.


Sucede que al escuchar álbumes compilatorios, donde se espera encontrar lo más granado del tema objeto, uno termina disfrutando la que menos espera. Así pasó con esta compilación que en dos compactos rinde homenaje a la guitarra y sus ejecutores en el Jazz. El primero dedicado a los guitarristas eléctricos (Stalemate Metheny, George Benson, Pat Martino), el segundo a los guitarristas acústicos (Paco de Lucia, Birelli Lagrène, Django Reinhardt), y tal. Un buen panorama, pero allí donde escucho ecos de María Greever, así esté un absoluto, la prefiero.


Bueno, igual me pasa con Wess, os digo, cuya mención en la última entrada del amigo Héctor motivó la presente.




10 comentarios:

Troglo Jones dijo...

El jazz tiene músicas hermanas o primas, como el bolero y otras. María hizo una muy hermosa canción.

Salud.

Jazz dijo...

Es verdad, hay muchos estilos emparentados con el jazz, lo cual lo hace mas maravilloso.
No hay nada mas lindo que tener una "lista de concierto" formada por starndards, boleros, blues, bossas, ritmos latinos,etc. el público y los músicos disfrutan mucho esa variedad.

Tema aparte; cada vez que veo a Wess caigo en cuenta como es que se tiene que tocar la guitarra.

Saludos!

Armando dijo...

Salud, Troglo Ya lo creo, esta selección me parece que se hizo con el sistema que los estudiosos y conocedores dedicados al asunto -tan útiles para el aficionado, como este a ellos y a veces los músicos-llaman "estructura "skeleton" simplex de base arborea". La cubierta frontal, simple, con guitarra acústica y otra eléctrica al centro, fila de por medio, casi tocándose las clavijas, como sugiriendo flechas que esperan presión en ambos sentidos horizontales. Bonita, sin llegar a la sofisticación bordada. Bueno, así la recuerdo, porque alguien derramó mucho de algo. Ya sabes. Está en la lista nuestro común y absoluto amigo McLaughlin, pero ya ves, la savia que alimenta el arbolito llevaba gotas de Maria y su maravilloso bolero, ejecutado a lo Django por el desconocido Txabolo Schmitt, la tediosa tarea de cargar y descargar y el entusiamo de aficionado cambiaron el rumbo hasta llevar a los simpáticos cuaches de peculiar estilo, y a luismi a la palestra.

Armando dijo...

Hay conciertos y conciertos, pero siempre es importante el gozo contagioso.

Es cierto, Jazz, no pierde Wess su estilo profesoral ni cuando bromea. Buen modelo para tí. Cuando lo escucho me siento correcto.

Saludos

Jazz dijo...

Por supuesto que hay diferentes tipos de conciertos pero cuendo "se es un don nadie" como en mi caso, generalmente el público es variado, lo cual nos obliga a veces (por no decir casi siempre)a tener un repertorio de un vasto perfil estilístico.

En cuanto Wess, no solo és es de mis favoritos, también los son Benson, Withfield, Green, etc.
Lo que sí es es seguro,es que trato de aprender de los músicos negros. Allí está el lenguaje, lo demás es técnica.

Armando dijo...

Lo vuestro está claro, es lo variado y sobre esa base pienso que deben trabajar. Estudiar el repertorio de Wess, se me ocurre no estaría mal. Ahora mismo escucho de su álbum "Boss guitar", la siempre presente "Besame mucho" y es un placer. Lo otro, como suele decir el amigo Troglo, hay que tenerse confianza.

ESTHER dijo...

Armandito, amo a Wes Montgomery y me lo paso bomba con él. Lo tiene todo. Vamos, que me llevaría a una isla solitaria todos sus discos. Ese toque funky que le da a muchos temas me atrapa. je je je

Por supuesto no me olvido de Charlie Byrd, Charlie Christian, Django Reinhardt, Freddie Green, Kenny Burrell, Herb Ellis, Barney Kessel, Jimmy Raney, Tal Farlow, Joe Pass o Jim Hall. Más actuales como John Scofield, me gusta mucho Russell Malone.

Pat Metheny no está entre mis favoritos, tampoco Benson. Bueno sus primeros discos sí.

Besos grandes.

Hector Aguilera S. dijo...

Armando, como dice Troglo, el jazz tiene músicas con un parentesco muy cercano. Fíjate que en el comienzo del jazz el pianista Jelly Roll Morton afirmó, no se puede tocar buen jazz si no se tiene ritmo español. Esta referencia sólo como un puntual ejemplo.
Un cordial saludo.

Armando dijo...

No te olvides de su "Further adventures" con Jimmy Smith en caso tomes una decisión tan trascendental, precipitadamente. Ni de las chancletas. je.je.

El otro día tomando café, el parroquiano a un lado, de esos tipos que ya no sabe uno si vienen de regreso o van de paso, relativamente joven él, me comentaba que fué ascensorista por 10 años en el edificio de 55 plantas que alberga a un consorcio de la industria musical en Manhattan, y mencionó una lista larguísima de guitarristas que le hacían agradable el trabajo, entre los que mesonaban un aflamencado, un Navarro (Ken creo que dijo), Chuck Loeb, Ritenour y Coryel. Para no cansarte, te digo que se me enfrió el café, me marché y se quedó oyendo las explicaciones que le daba el amigo que me acompañaba sobre Miles, el cine y tal.

Besos largos

Armando dijo...

Troglo y tú también Héctor, tienen esa virtud de la puntualidad. En una entrada de "Kuto" ya se mencionaron los trastornos que ocasionó el maravilloso Joao Gilberto en una ocasión. Aquí entre nos, esa cita puntual de Jelly, fue la que me soltó la lengua con este tema amplio y entreteniguas.

un saludo cordial.