martes, 7 de julio de 2009

Variaciones sobre un tema


Como sucede cuando se es aficionado a algo (en este caso el Jazz), uno a veces se obsesiona con un tema, de modo que agregaremos otro poco a lo ya dicho sobre “Caravan”. Cuando el trombonista de la “Duke Elington Orchestra”, Juan Tizol, coautor de la melodía, vendió los derechos a Irvin Mills por veinticinco dólares, que era la tasa plana promedio a que se vendían en los años 30’s, este publicador y administrador de la orquesta preparaba el lanzamiento de dos nuevos sellos disqueros: “Master” y “Variety”, con una fiesta (“jam session” incluido) en la que haría su segundo intento como liricista. A la fiesta asistió la flor y nata del Jazz y tuvo una cobertura mediática (inusual para la época ) que reporta el estreno de la canción durante el “jam” de media noche por un improvisado grupo integrado por Benny Goodman, Count Basie, Lester Young, Herschel Evans, y Jo Jones, mientras que Duke la tocó en trió con Artie Shaw y Chick Webb acompañando a Ella Fitzgerald.

De los dos sellos lanzados, “Variety” estaba reservado para nuevos talentos y proyectos experimentales, de tal manera que la gerencia de “A & R” (artistas y repertorio) le sugirió a Mills probar grabaciones con algun grupo pequeño usando músicos de la orquesta de Ellington. Así, se integró el grupo “Barney Bigard & The Jazzopaters” con este al clarinete, Cootie Williams (trompeta), Juan Tizol (trombone de válvulas), Harry Carney (saxo barítono), Duke Ellington (piano), Billy Taylor (bajo), y Sonny Greer (batería. La sesión de grabación del 7 de julio de 1936 en Los Angeles, correspondió a “Caravan”. A pesar de que el éxito de Jazzopator probó la factibilidad de la idea, los dos sellos fenecieron antes de cerrar 1937, debido en parte a la dura competencia, pero todavía grabó la melodía original con la orquesta del Duke, incluído en la compilación de Columbia Records “Duke’s Men: The Small Groups, Vol. 1”, versión que no tengo, pero en su defecto incluyo la del álbum “The Popular” (Riverside, 1966) cuando en la orquesta aún tenía entre a sus estrellas de los 30’s: Cootie Williams , Johnnie Hodges, Paul Gonzalves, Lawrence Brown, Jimmy Hamilton y Booster Cooper.



Cierro con dos acercamientos más a este tema significativo, agradable y de gran influencia en las generaciones subsiguientes, esperando algún día continuar (dependiendo de la competencia) con otras que tanto han gustado como “Chelsea Bridge”, “In the mood for love” y tantas más.






4 comentarios:

ESTHER dijo...

Siempre me ha gustado mucho este tema. Es uno de mis favoritos. Me quedo con las dos primeras versiones, la de Duke y Monk. Petrucciani es un músico que no me acaba de convencer, será que lo veo demasiado engolado.

Saludos.

Dr.Krapp dijo...

Un tema maravilloso y universal y unas notas estupendas, Aramando.
Petrucciani es un hombre de otra época y como tal intenta renovar llevando este standard al territorio que le es más familiar.

Troglo Jones dijo...

Lo cierto es que son dos estilos muy diferentes, que ilustran muy bien dos formas de ver un tema magnífico. La angularidad y la economía de Monk frente a la armonía y el registro exhaustivo de cada rincón del tema de Petrucciani. Uno u otro, dependerá del momento, aunque en general, mi tendencia es más monkiana.

Abrazos a todos.

solojazz dijo...

Gracias amigos, por la visita y por los comentarios que enriquecen el tema.

Abrazos