viernes, 17 de julio de 2009

Para veranear tranquilos


El cuarteto liderado por el vibrafonista Bobby Hutcherson (Los Angeles, 1930) trabajó muy bien en esta cita (Landmark, 1991), debido a la química con el pianista Tommy Flanagan (Detroit, 1930). Toman “Pannonica” (Monk) y “Love letters” (Heyman, Young)) como exquisitos duetos y ejecutan una selección de ocho melodías de alta calidad como cuarteto: Peter Washington (batería) y Billy Drummond (bajo). Entre ellas la que nombra el álbum (Hutcherson), y Zingaro (Jobin). Un excelente disco.

4 comentarios:

Troglo Jones dijo...

Me gusta mucho el Bobby de los primeros tiempos aunque siempre es un gran músico.

Saludos.

solojazz dijo...

Si, de lo más o menos nuevo este es de los que me gustan. Espero que no le haya bajado la libido al loro, que con tanta sueca.

Saludos

ESTHER dijo...

A ver si es verdad lo de veranear tranquilos!!! Gracias por la recomendación del magnífico disco. Hoy hace un calor del demonio en Madrid. Con Bobby y Tommy parece que no haga tanto calor! es todo mucho más agradable. g g

Preciosos temas has elegido. Y es verdad que el vibráfono y el piano casan muy bien juntos. Ah!!! Qué bonito. Lo he puesto en alto en mi casa con los altavoces.

BESOS ENORMES!!!

solojazz dijo...

He visto en la tele que ya se empezó a sentir el verdadero calor de verano poray, Esther. Me alegro que te guste el disco con ese magnífico dueto.

Besos acalorados