miércoles, 21 de abril de 2010

¿Es cool?


Se sabe que en el Jazz, la década de los cincuenta comenzó pariendo un nuevo estilo al que los hombres del jazz (no sé si también las mujeres), bautizaron como "cool" -en ingles "fresco"-; buscando soluciones de continuidad (no sé si de ruptura también) para el porvenir. La unión entre el trompetista Miles Davis, y el compositor Gil Evans, determinó su aparición con su "Birth Of The Cool”, cuyos doce temas de la versión completa constituyen el corpus de esa música. Existen por lo menos 15 álbumes considerados representativos del Cool. Entre ellos Fontessa, The Modern Jazz Quartet, Atlantic, 1956.


Menciono este álbum porque hace unas décadas cuando me enteré de este asunto, por un conocido del barrio como “el coolito”, me explicó esas cosas y también que no podía venderme el citado Fontessa ...


pero que podía iniciarme con el que ahora presento, más que nada debido a que sigo con la duda si el disco sería aún (1962), parte de la recapitulación y reflexión sobre el acervo del jazz, que se atribuye al cool o si el susodicho me mintió.

4 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

Tú ya sabes que pasa con las etiquetas, te ponen una y tienes que tirar con ella el resto de la vida. El cool nació como una música relajada después de la intensidad anterior pero luego muchos cool hicieron músicas muy diferente pero quedaron hechos unos cool para toda la vida. La cosa era así "blancos en bermudas californianas = cool" pero también había negros, tanto como blancos. Todos los principales representantes del primer hard bop hicieron cool y muchos de los que tocaron en estilo cool probaron con otros géneros, pero eso no es conveniente decirlo, rompería las etiquetas críticas.

Armando dijo...

Gracias por la explicación, Doc. Creo que Tristano fue en la acera de enfrente, el generador de las bermudas que vistieron en su momento Chet Baker y Mulligan. Por cierto algo olvidado Lenny, por la crítica, a pesar de su importancia.

Sebastián dijo...

Totalmente de acuerdo con Krapp. No es oro todo lo que reluce. De este a oeste se hacía todavía bebop, aunque algo más suavizado. Llamémosle cool-bop. El cool propiamente dicho no terminó de definirse hasta que lo capitaneó el trompetista Shorty Rogers junto al batería Shelly Manne y un amplio elenco de músicos, entre los que se encontraban Art Pepper, Charlie Mariano, Maynard Ferguson y un larguísimo etcétera. Todos ellos eran tremendamente virtuosos y grandísimos improvisadores.

Totalmente de acuerdo también contigo en tu apreciación sobre Tristano.

Y qué grandes y representativos los dos temas de MJQ que has colgado...

Armando dijo...

Gracias por pasar a ampliar los comentarios sobre el cool con los necesarios matices que van creándose alrededor de los estilos en el Jazz y las definitivas etiquetas, verdades rigurosas o mentiras piadosas, no importa si dan gozo a la convivencia, como el "cool bop" que bien defines y que imagino multicolor y bigenérico sonando en los 70's.