lunes, 12 de abril de 2010

Al tenor de los Tenores: El poder de Hamilton


La época dorada del saxofón tenor legó a la elusiva posteridad (no al juicio final), entre varios, a dos legendarios tenores: Coleman Hawkins (1,904-1,969) y Zoot Sims (1,925-1985). Ambos tenores influenciaron a Scott Hamilton (1954), quien a mediados de los 70's aparecía emitiendo con sus soplos agradables baladas, que lo consolidaban ante la audiencia. Pero el poder pulmonar lo calibraban los criterios exploratorios del conocido como jazz pre bop. Y Scott también aspiraba, junto a otros jóvenes tenores.

El disco compacto de la portada (1,979) se ganó un lugar en mi discoteca y su persona, mi afecto.

Hará unos 4 años, pude escucharlo animando con sus soplos el programa de un comediante, transmitido por un canal de televisón europeo.

10 comentarios:

ESTHER dijo...

Hola Armando,

qué hermosa balada con ese gran pianista que es Dave Mckenna.

El señor Hamilton ha conseguido tener ese toque clásico y mágico a lo Coleman Hawkins, al cual precisamente lo he estado escuchando estos días. Este es el tipo de jazz que me gusta para todas las horas del día y en cualquier sitio. Me suena que Hamilton hace un año estuvo por España aunque no tocó en Madrid.

Curiosa portada con las botas en primer término y una fotografía de una fotografía de Scott. Mantelito de encaje.

Un beso y muchos tequierossssss!

Armando dijo...

Que tal Esther,

Si, es de él, la de cierre y siento que ata las precedentes. Vale la pena escucharlo completo, donde sea, menos aquí porque me vería en problemas presentándolo de nuevo.

Creo que el diálogo activo el recuerdo, era el el programa de un comediante español cuyo apellido era Fuentes o algo así. Llega con cierta frecuencia a España, por lo que dices.

Curiosísima la portada, me gusta pensar que la contempla él mismo.

Besos.

Hector Aguilera S. dijo...

Armando, me gusta mucho este saxofonista tenor, tiene un sonido muy cálido y atractivo. Tengo dos grabaciones de él muy buenas: "East of the Sun" y "Organic Duke". Actualmente es considerado como uno de los mejores saxos tenores del momento.
Saludos.

Armando dijo...

Creo recordarlo animando (o lo contrario cuando los videos se traban, pero es lo de menos) alguna vez tu blog, Hector. Atractivos los títulos que mencionas, como su música y qué bueno oir que la recepción de su música se sostiene.

Saludos

Dr.Krapp dijo...

Perdona el atrevimiento, Armando, pero creo que Hamilton se ajusta bien a tu personalidad amable y cordial. A mi gusta mucho por su gran calidad, pero también por suponer una alternativa fantástica frente a ese minoría exclusivista y egocéntrica que usa el jazz para autorreconocerse como si la música fuese un producto de la razón y no de la sensibilidad. Hamilton no es prebop está simplemente en otra dirección.

Armando dijo...

Es persuasiva la música de Scott y compañía, Doc; para domar fieras. Me gusta también por lo que mencionas. Pienso que es normal que a finales de los 70's a sus 25 años, habiendo ya logrado un toque semejante al de su influencia mayor (Coleman) y en un contexto donde se incubaba el bop, el hombre - que con ese toque "clásico y mágico" que dice Esther, sigue en primera linea contribuyendo a mantener viva nuestra sensibilidad-hiciera un alto en el camino para reconocerse en el maestro y buscar su propio rumbo. Por cierto, los últimos años de Hawkins, la década anterior (60's), no fueron nada buenos.

Sebastián dijo...

Genial este "O. K.", Armando. Impecable. De Scott Hamilton sólo tengo un disco que me regaló un amigo hace unos cuantos años, 'The Right Time', una verdadera joya, grabado junto a un cuarteto de lujo: el pianista John Bunch, el guitarrista Chris Flory, Phil Flanigan al contrabajo y Chuck Riggs a la batería. Hacía tiempo que no lo escuchaba (lo estoy haciendo ahora, ¡qué elegante este "If I Love Again"!). Gracias por recordármelo.

Armando dijo...

Genial. Siempre que pianito, Sebastián; cada que abro el blog por comentarios, lo escucho un par de veces y a ese paso voy a terminar o derretido (está quemante el sol aquí afuera) o blanquito (ya no me asoleo mucho), como ángel de la caridad. Estamos empatados en lo de la tenencia de discos, sólo nos gana Hector; ya vendrán tiempos mejores y quíen quita me tire a la carpintería para agregarle un módulo al aparador (hubo un tío que una vez me fabricó una marimba tenorcito brillante, con palo de hormigo) y así ya tendré tres tenores en uno. Noto entre lineas tu énfasis en la compañia y, sí que es importante, sobre todo cuando el líder (si lo sabrás) necesita que lo ayuden a definir un rumbo o a confirmarse; pero mejor me detengo para que no me pase lo que le pasó a tu amigo Goio(felicítalo de mi parte, me gustan las enredaderas en abril).

Troglo Jones dijo...

Un clásico de los sonidos clásicos. Nunca te equivocas con Scott Hamilton. Yo aporto otra referencia discográfica, "Heavy Juice", un mano a mano con otro saxo tenor de similar estilo e influenciado por el mismo Scott, Harry Allen.

Abrazos.

Armando dijo...

Este duelo que mencionas parece ser el zumo, Troglo. En cuanto se resuelvan algunos cosas veré como agregarlo.

Un abrazo