domingo, 28 de marzo de 2010

Un tipo llamado Joe



Siempre que veo algún “remake” de película cuyo original también ya ví, nunca pasa nada que me haga sentir que es mejor. Es un prejucio, lo sé, pero nunca pierdo la oportunidad de demostrarme lo contrario. Un amigo cinéfilo, conocedor de mi prurito, me conto que el famoso director de cine Steven Spielberg quedó tan encandilado cuando vió de pequeño la película de Fleming “A guy named Joe” que decidió hacer su versión a finales de los ochentas. A buena hora me lo cuenta. Pero bueno - guardando las distancias, porque yo de cine, no mucho-, algo tenemos en común con Steven, ya que también la llevo grabada en algún rincón de la corteza cerebral. Así que decidí probar de nuevo.


Hace un rato terminé de verla y sintonicé en internet una de esas estaciones de radio fieles al viejo y agradable formato conocido como “easy listening” - esta vez la recomendable “Jones College” que trasmite desde Florida-, para reflexionar sobre el asunto. Y el prejuicio sigue…todavía.


Aunque para ser sincero -que cosas-, me vuelvo a demostrar lo contrario y pienso, con satisfación cierta, que desde que empezo este furor de los "remakes" ya se veía que el nuevo siglo no tendría la capacidad de superar los originales.



Y es que con todo y los efectos especiales a disposición, el imprudente piloto apaga fuegos, muerto en la que sería su misión final y ascendido al cielo para seguir con otra fantasmal, regresar a la Tierra como un espectro para proteger la vida de su sucesor, representado por un complaciente Richard Dreyfus - quien para nada despertó mi simpatía-,


no puede compararse con la representación de Spencer del rudo y temerario piloto de bombardero en la original blanco y negro.



Bueno, quizás sea por la subvalorada Irene Dunne.


5 comentarios:

Dr.Krapp dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dr.Krapp dijo...

No te olvides que en la versión de Spielberg estaba una diosa llamada Audrey Hepburn en uno de sus últimos papeles y eso anula las deficiencias de los efectos especiales y de la trama. algo cursi como corresponde a su autor. Es duro competir con la factura impecable de las viejas joyas del Hollywood dorado.
Felicidades por las ilustraciones musicales y por tu, como siempre, excelente evocación.

ESTHER dijo...

No hay ningún director que haya superado la primera película de King Kong. La original es impecable, lo tiene todo.

"Un tipo llamado Joe" no la he visto. Fíjate que el cartel ya me parece feo. Y es una presentación de la película que creo que no me va a gustar.

No creo que sea un prejuicio solamente, lo que pasa es que es verdad que los remakes suelen ser peores en todo. Peores diálogos, guiones más fáciles, actores más malos, menos sugerentes, eso sí mucha más parafernalia....

Tu entrada genial como siempre!

Un beso.

Troglo Jones dijo...

Saludos. La verdad es que a mí me pasa lo mismo. Mejor el original que el remake. De todos modos, a mí siempre me ha sorprendido esto. ¿Contar otra vez lo mismo y de la misma manera, o con variaciones mínimas? ¿Qué valor tiene, entonces? Quizá eso es el jazz, y el arte, y la vida. Contar lo mismo, pero de manera totalmente distinta.

Abrazos.

Armando dijo...

Hola:
Gracias Doc. Creo que la inclusión (y variación respecto al original) de Audrey como un angel (nunca mejor dicho) que recibe al fallecido piloto, fue la salida que encontró Spielberg a la falta de un Spencer y una Irene.

Gracias Esther. Sí, insuperable King Kong en el tema de la bestia enamorada. Merian Cooper y Ernest Schoedsack ya pasaron a la historia con esta película. Bueno, Joe no llega a las estrellas de King, ni es lo mejor de Flemming y Spencer, pero si te gustan las temas "Gosts" te va a entretener. Eso del cartel me parece un prejuicio. je je. Pero tu sabes más de eso. Creo que ya me has influenciado, acabo de ver el cartel original de King Kong y parece espantarse los bombarderos y apagafuegos como mosquitos.

Un beso

No hay de otra, Troglo. "That's life". Más o menos por lo que dices incluí la versión de Clifford sobre el original de Gerome Kerr y Harbach "Smoke gets in your eyes...when your heart's on fire", incluída ingeniosamente por Steven en la versión de los "Platters" aludiendo a sus antecesores, los "Ink Posts" incluidos a su vez por Fleming en su peli, y mejor paro antes que me pierda.

Abrazos