jueves, 3 de diciembre de 2009

Revoluciones


Siempre que escucho o leo esta palabra, algo se me revuelve, me inquieta, me alborota las ideas y me mueve a la sedición. Me sabe a cambio rápido y profundo, a lucha de géneros, estilos, clases (musicalmente hablando, se entiende.) y hoy día, más que nada...de frases. Mepone en órbita. De hecho nací en los años dorados que suceden a ellas. Unos años después, cuando sucedió lo contrario, Santa me trajo un tricíclo y con el salí a protestar. Más tarde escucharía la célebre frase "Juventud que no protesta, no merece llamarse así".

Un poco de esto me sugiere la melodía que incluyó en su álbum "Reimagining" (Savoy Jazz, 2005) Vijay Iyer, el pianista, compositor y líder de los grupos :"Spirit Complex"; "Pousionous Prophets y "Vijay Iyer Trío" - en este útimo le acompaña su casi alter ego, el saxo alto Rudresh Mahanthappa, Sthefan Crum (bajo) y el baterista Derrek Philips-.

Vijay, estadunidense, hijo de inmigrantes indios, a sus 40 años y después de una decada de grabaciones ( "Panoptic modes"; "Blood Sutra"; ""NegroPhilia"; "Tragicomic"), todavía lucha con su enfoque modal, para darle a su música un sello de clase reconocible por la audiencia, que lo situe de una vez por todas entre los "mayores" del género jazzístico del siglo XXI. Sin ser de los mejores, promete. ¡Suerte¡ y que algún día nos sorprenda.


12 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

Siempre hay motivos para revolverse. Mira el conflicto que hay ahora en todo el mundo con Internet y esa guerra entre viejas y nuevas tecnologías.
Es un pianista de estilo impresionista y con su grupo debe haber bebido del rebosante manantial de Coltrane.

Troglo Jones dijo...

Un músico francamente interesante, lástima que me lo perdí con el grupo de Leo Smith. La revolución tiene que ser permanente, amigo. ¿Qué, si no, es el jazz? ¿Qué, si no, es la vida?

Salud.

Sebastián dijo...

Vaya..., cómo vuela de un blog a otro Vijay Iyer. Por algo será. Sólo hay que mirar su agenda en MySpace. Tengo que escucharlo más en profundidad, pero lo que hasta ahora he venido oyendo de él (y junto a otros) me ha gustado. Parece ser que está montando un gran 'revuelo' (que viene a ser lo mismo que 'revolución'). Lo dicho: muy viajado este Vijay.

solojazz dijo...

Bue ejemplo has escojido, Doc. La revuelta parece urgir más a los que nos sorptendió en tránsito.

También lo siento impresionista a Vijar. No sé si mamó directo del manantial de John, pero sus referencias lo acercan a Maceo y más reciente al saxo de Steve Coleman y sus ceorías integracionistas de ritmos, participando con su banda "La Sociedad del Ritmo Místico". Complicadillos estos tipos.

Un saludo

solojazz dijo...

De verdad interesante. Como para lamentarse. Si, hay mucha dialéctica en esto. Pienso que en el fondo están diciendo ¡Aquí no estamos de adorno¡ No te parece, amigo Troglo.

Salud

solojazz dijo...

Bien dicho Sebastián. Creo que es un revuelo con el ala izquierda que como buen músico debes observar y nos escuchar. A ver adonde aterriza el hombre.

Un saludo.

santiajh dijo...

Saludos.

Soy Santiago Tadeo Cervera, de la web Acid Jazz Hispano.

¿Serías tan amable de ponerte en contacto conmigo, por favor?

Aprovecho para felicitarte por tus posts.

ciao ciao

solojazz dijo...

Epa¡. Me has encendido el farol. ¿Eres de esta o serás por casualidad de los Cervera de allá, de mi vieja calle, amigo?. En todo caso me alegra la coincidencia. Nada más deja una seña y nos comunicamos.

Saludos Tad.

Joan dijo...

M'agraden la densitat i complexitat, molt precisa, del ritme. Revolucions també pot voler dir donar voltes mentre alguna altra cosa roman lliure, jugant, musicalment, a la contra.

solojazz dijo...

Mis progresos en el aprendizaje del Catalán desde que visito tu blog, Joan, me permiten confirmar que estoy de acuerdo contigo.

Un saludo

ESTHER dijo...

Me interesa la vanguardia, lo contemporáneo, lo creativo, lo innovador, lo nuevo, Todo lo original que decir. Me interesa Vijay Iyer.

Vengo del Festival de Sigüenza donde estos días han tocado músicos contemporáneos y vanguardistas como Cooper-Moore, Assif Tsahar, Chad Taylor, Daniel Humair, Ramón López... Ha sido muy estimulante, la adrenalina a 100 por hora. Y lo mejor, en una ermita antigua preciosa medieval.


Parece que entre los jóvenes españoles la palabra 'Revoluciones' no exista. Van a lo seguro, incluso mucho más que sus propios padres. Parece que el consumismo fácil se lo ha tragado todo. Y entonces, mi corazón al ver esto, se revoluciona.

Un fuerte abrazo amigo Armando.

Armando dijo...

Cuestión de abrir la mente, Esther. Cuesta un poco, es cierto. Imagino esos contrastes con el medievo. Algunas veces ¿podrías publicar fotos de la locación?. El consumismo parece lo mismo en todos lados, se lo traga todo. Por eso son importantes los blogs de Jazz, para contrarestar un poco.

Un abrazón