martes, 29 de septiembre de 2009

Sarah y Clifford


Esta grabación de estudio (1954), originalmente un álbum autotitulado y grabado por el sello “Emarcy”, fue luego reeditado como “Sarah Vaughan with Clifford Brown” para resaltar la participación de una de las mejoer trompetas del día (y de siempre). Vaughan canta nueve íntimas estándares con una banda que incluye además de Clifford a Herbie Mann, flauta y Paul Quinichette, saxo tenor; cada uno con suficientes espacios para sus solos. Sarah indiscutiblemente en óptima forma, pausando o prolongando las notas.

No obstante lo conmovedora que es Vaughans, Brown casi la iguala con sus solos en "Lullaby of Birdland," "Jim," y "September Song," desplegando su increíble virtuosidad “bop” en este escenario restringido, sin sacrificar su principal don: el sentimiento simple de sus notas.

Los solos de Quinichette y Mann son también magníficos, en perfecta sintonía con la voz de Sarah. Ironicamente ninguno de los citados aparece en los encabezados del álbum. Además sobresale el cercano acompañamiento de la sección de ritmos : Jimmy Jones al piano, Joe Benjamin al bajo y Roy Haynes a la batería.

Cualquiera sea su "reencarnación", “Sarah Vaughan With Clifford Brown” es uno de las más importantes reuniones de vocalización alguna vez grabada.

1 Lullaby of Birdland Shearing, Weiss
2 April in Paris Duke, Harburg
3 He's My Guy DePaul, Raye
4 Jim Petrillo, Ross, Shawn
5 You're Not the Kind Hudson, Mills
6 Embraceable You Gershwin, Gershwin
7 I'm Glad There Is You Dorsey, Mertz
8 September Song Anderson, Weill
9 It's Crazy Fields, Rodgers


3 comentarios:

Troglo Jones dijo...

¿Qué decir? Un disco indispensable, que nos demuestra quién era Sarah Vaugahn. La pena de los discos tan buenos como este es que hay pocos.

Saludos.

ESTHER dijo...

Me encanta este disco, buenísimo, lírico, poético, soñador, melancólico y vitalista.

Un beso.

solojazz dijo...

Muy pocos, Troglo. Hay un álbum de la serie Verve Jazz masters que incluye varias pistas de este álbum.

Hola Esther, Creo que caben todos los calificativos que distinguen a Sarah y Clifford.

Saludos