lunes, 21 de octubre de 2013

Lunes, Lunas


2 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

Qué conste que te escribo el viernes, o sea el día de Venus, el cual siendo planeta, debe ser más propiciatorio que ese satélite que da vueltas de forma obsesiva.
Muy atmosférica la versión de Fly me to the Moon aunque nuestro mudo acompañante celeste no disponga de esa salsa.
La luna de Hank Jones suena como domesticada, debe ser como esas que se pueden ver desde un rascacielos de Manhatttan.
Adoro Blue Moon cualquier versión me vale con tal oírla de nuevo. No conocía ésta.
Ese Moon Over Miami es para oírlo debajo de una palmera quizás en la misma ciudad tomando un daikiri quizás.
Saludos

Armando dijo...

Vamos, doc., te veo en plano machadiano desdeñando a los intérpretes románticos que tocan a la luna.

Pues, la mera verdad (hermenéuticamente hablando) es que me ha llegado de repente una nostalgia por la música instrumental, que tantos y gratos momentos me ha dejado; decidí desempolvar varios discos del género para irlos liberando en el blog todos los viernes, desde el próximo hasta el santo. Puede ser uno por uno o varios en una tanda, porque son varios. Ya veremos. Esta vez,en lunes, escogí a las 101 uerdas, una de las más prolíficas y confiables del “easy listening” o instrumental. La mayoría de sus más de cien álbumes (tengo como una docena) versan sobre un tema unificador pero no encontré ninguno sobre la luna. Así que lo improvisé como un lado de antiguo LP. Pensaba también que Venus Jazz del Japón tiene buen material que algo a la fuerza puede encajarse. Tu observación sobre la Miami me despertó la gana de coger, ahorita mismo, la autopista del sur y bajar unos 1900 mts. y ciento y pico de kilometros hasta el pacífico, pero hace una semana que la lluvia no permite ver la luna y mejor lo dejo para otro día.
Saludos.