viernes, 18 de marzo de 2011

Nippon Soul

Grabado directo en Tokio ( julio, 1963), este album no es la fusion jazz asiática sugerida por su título, sino un sólido conjunto de piezas que contienen uno de los más finos grupos de Cannonball, el sexteto compuesto por: Nat Adderley (trompeta), Sam Jones (bajo), Louis Hayes (bateria), Joe Zawinul (piano) y Youssef Lateef con un extraordinario solo de oboe (instrumento raro en el Jazz) en la pieza central “Brother John (por Coltrane). Zawinul arregló las estándares para el grupo, convirtiendo - nunca mejor dicho- “Come Sunday” de Ellington a un completo estilo “godspell”.

12 comentarios:

Jazz dijo...

Muy buenos ambos temas.
El solo de oboe en el primer video me resultó un poco aburrido y no desde el aspecto tímbrico sino musical, pero mas allá de eso son dos temas magníficos.
Gracias por compartir este material.
Saludos!

Armando dijo...

Me alegro te gustara, Jazz, y pues como que el oboe no llega a cuajar en el Jazz apesar de la maestría de Youssef.

Saludos

Troglo Jones dijo...

Un disco de los buenos, Armando. Y Yuseef siempre buscando nuevas sonoridades.

Abrazos.

Armando dijo...

Un espíritu inquisitivo como pocos el de Lateef, Troglo. Sus conceptos van más alla de los límites del Jazz y por eso lo nombro socio honorario de este blog je je. Me pregunto si todavía andará por ahí experimentando sonoridades.

Abarazos.

Dr.Krapp dijo...

Seguro que a pesar de sus 90 años sigue dando guerra. Si hubiera más músicos como él el jazz dejaría de ser un saco de obviedades. Tengo ese vídeo -ya sabes que soy más de guardar vídeos que de guardar discos- y es realmente excelente el trabajo de todo el grupo con una mención espacial también el propio Cannonball, pare el gran Nat y para Zawinul.

Armando dijo...

Yusef es un músico de larga duracióny seguro llegará a los 100 años recreando sonidos con las técnicas tomadas de las hojas musicales de otros grandes, como en este caso de Coltrane, Doc. El sexteto completo está muy bien en este concierto donde Lateef y Zawinul casi empezaban su carrera.

Esther dijo...

Este disco es una auténtica obra maestra. Todos los músicos de la grabación me encantan desde Cannoball a Lateef, son creativos, viscerales, de gran personalidad. A Yusef lo vi en directo y me enamoré de su música.

Muchos besos, Armando!

Armando dijo...

A los Aderley y sus quintetos y sextetos les debemos verdaderas joyas, querida Esther. Recuerdo haber visto buenas fotos de Yussef en concierto en Madrid, en tu blog. Yo me tengo que conformar con escuchar discos y ver uno que otro video.

Muchos besos.

kuto dijo...

Esto es Delicattesen para los oidos, amigo Armando. Nunca he estado en Japón; pero me suena a cosa Japonesa.... a belleza japonica, a sonidos nuevos para el jazz.
Abrazos jazzeros

Armando dijo...

Así es, amigo Kuto, verdadera delicadeza para los oidos. Aunque las reseñas del disco no le atribuyen intenciones japónicas, si se le siente un cierto toque a cosa japonesa a los arreglos de Zawinul y a la intervención de Yussef.

Abrazos jazzeros

Hector Aguilera S. dijo...

Cannonball es un gran saxofonista, de todo mi gusto, buen sonido, buena técnica, un gran swing, y creatividad improvisadora enorme. Que mas le podemos pedir a un músico. Me ha gustado el video que has subido, muy bueno.
Saludos

Armando dijo...

Comparto tu opinión sobre Cannonball, Hector. Un gran músico de Jazz.

Saludos