viernes, 1 de enero de 2010

Un día inusual


"Parece que el pajarito mandón más conocido por Dios sopló en el flanco del primer hombre para animarlo y darle espíritu. Si en vez del pajarito hubiera estado allí Louis para soplar, el hombre hubiera salido mucho mejor. La cronología, la historia y demás concatenaciones, son una desgracia.
" Julio Cortazar; "Louis, enormísimo cronopio. La vuelta al día en ochenta mundos".


El primer día del año es cuando voy a la cama más temprano -alrededor de las 3 am - y despierto más tarde -exactamente al medio día- con el inicio de la tradicional cohetería. Pero este año, el estruendo se escuchó justo cuando Louis me soplaba al oído.



Bueno, también es el día en que despierto dos veces -la segunda con la tradicional cohetería de las 6 pm - y me levanto más tarde, este año acompañado por el rumor de una canción soplada por el viento desde algún lugar cercano.

8 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

A pesar de la distancia algo nos une, Armando,y tú bien sabes de la inexistencia de límites en este territorio que compartimos. Los dos hemos puesto una entrada con una cita del gran cronopio argentino y además del mismo libro. Es buena señal.

Armando dijo...

Es maravilloso que esto suceda, amigo Krapp, en este caso, en el vago territorio en que se mueven los personajes de Cortazar, que como bien dices, compartimos. La cita viene de la lectura reciente de un ensayo sobre el Jazz, de Adorno, que me trajo de vuelta a mis primeras lecturas de esa pequeña joya (voy luego a tu entrada. Realmente, en el entresueño, Louis debería haberme soplado la canción en la nuca, que de acuerdo con Oliveira (Rayuela) es donde después de los cuarenta tenemos la verdadera cara, mirando deseperadamente para atrás.

Buena señal.

Troglo Jones dijo...

Saludos, Armando. Buena mezcla, don Julio y esos dos maestros en lo suyo, Louis y Lila. Pocos saben cantar alegrías y tristezas como los mejicanos. Armstrong siempre nos dice al oído que no le olvidemos, que si hubo un revolucionario, fue él.

Abrazos.

Armando dijo...

Pienso lo mismo, Troglo. Los escritos del enorme cronopio sobre el Jazz, nos ayudan a comprender las necesarias mezclas musicales yesa sensación de consumistas de masa que nos dejan las lecturas de Adorno. Al final, si no se escucha por divertimento, así sea para prolongar un dolor, mejor te tapas los oídos.

Un abrazo

Dr.Krapp dijo...

Más coincidencias. En el mismo libro Cortazar tiene un gato al que le llama Theodor Adorno que disfruta escuchando la música que pone su amo.

ESTHER dijo...

Jelou Armandito,

hay que seguir mirando hacia delante con fuerza, por lo menos hasta los 90 años como Hank Jones, no os parece? Luego ya veremos. g g g Oye, me están entrando ganas de leer a Adorno y su ensayo sobre el jazz. Y al gran Cortázar y sus cronopios. Éste va a ser mi año lector por excelencia. Ya me estoy relamiendo.

Qué maravilla ese Wonderful World! Es un hermoso despertar. ¿De entre los ciudadanos americanos quién será ahora mismo más conocido en todo el mundo Armstrong u Obama? Dicen que Louis es el americano más conocido del mundo. ¿Es eso cierto? Y se lo debe, en parte, a ese Wonderful World. A ver si se refieren al astronauta. g g g

Qué me sirvan una copa y muchas más... que me pienso seriamente emborrachaaarrrr!! Eres un romántico empedernido, Armando! g g g g

Abrazos de 2010.

Hector Aguilera S. dijo...

Armando, que hermoso tema has elegido de los tantos interpretados por Armstrong. Despertar con una música como esa, es imposible no levantarse con optimismo para comenzar un nuvo año.
Un abrazo, saludos y éxitoso año 2010.

Armando dijo...

Si Doc., parece que dicho gato presente en su contranovela, lo tenía Cortazar para contrarrestar las influencias de Adorno, de tal manera que después de haber escuchado a, digamos,Borodin, luego le ponía una versión jazzistica de Extraños en el Paraíso y viceversa. También Cabrera Infante tenía uno al que llamaba Offenbach porque según él,sus maullidos ofendían a Bach. También tuve uno,para combatir ratones pero lo envenenaron en las vecindades porque llegaba a satisfacer sus necesidades.

Ahora mismo pongo Blue Bird con Hank acompañado por la flauta de Herbie. Tal vez si los que mencionas hablaran el lenguaje de Louis, tendrían alguna oportunidad remota. Vamos a leer mucho y a compartir, para que el mundo siga siendo maravilloso, amiga Esther.

La música ayuda mucho a levantarnos para seguir, Hector, y esta melodía en particular me funciona siempre.

Abrazos 2010 a todos.