viernes, 22 de octubre de 2010

Scott

LaFaro (1936-1961) nunca llegó a una edad otoñal, pero el otoño evoca su recuerdo, ligado indefectiblemente al de Bill Evans (1929-1980), quién parece nunca haber muerto, a diferencia de Scott que parece siempre acabado de morir. Que lío me hago con esto todos los octubres. El hecho es que se unió al trío de Bill en 1959, ya como alguien que a sus 22 años había brillado con la "Buddy Morrow's band" (1955-1956),salido de gira con Chet Baker (1956-1957) y trabajado con Barney Kessel, Cal Tjader, y Benny Goodman, entre otros. y no obstante que grabaría también con Ornette Coleman y con Stan Getz, el bajista es mejor recordado por su asociación con Evans, particularmente sus grabaciones en el "Village Vanguard" de 1961, poco antes de morir en un lamentable accidente automovilístico que sumió a Bill en una depresión que lo alejo de la música más de un año y se dice que sin él, nunca su trió volvió a ser el mismo.



Considerando que el legendario bajista nunca grabó un álbum como líder, es nada menos que un milagro en los anales del Jazz que exista esta grabación y afortunados los que lo posean. Una rara ventana al espíritu de Scott, aparte de sus grandes sesiones con Evans, y un complemento al libro escrito por su hermana Helene LaFaro Fernandez, "Jade Visions".

7 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

No conocía esa grabación ni lo de esa biografía realizada por su hermana. En realidad LaFaro pasó como una centella por la vida pero fue suficiente para contribuir a elevar al contrabajo a donde antes nunca había estado. Escucho constantemente el Sunday of the Village Vanguard y dentro del disco esa pieza magistral creada por Scott Visiones de Jade, su eterno legado musical.

Jazz dijo...

No conocía a este músico en su real dimensión a causa de esas injusticias que tiene el jazz de dejar en segundo plano a muchas figuras.
Un gran contrabajista y un gran artista.

Armando dijo...

Te envío el contenido para que lo compares con las grabaciones del Village, Doc. Lo del libro de la hermana recién me entero.

1 I Hear a Rhapsody 6:16
2 Sacre Bléu [Take 1] 6:10
3 Green Dolphin Street 6:35
4 Sacre Bléu [Take 2] 6:17
5 Woody'n You 5:37
6 My Foolish Heart [Rehearsal Tape] 22:43
7 Interview with Bill Evans byGeorge Klabin 1966 13:38
8 Memories for Scotty. Friedman 6:22

Como dice el Doc, elevó el nivel del contrabajo en el Jazz, Jazz.

Saludos.

Jazz dijo...

Buenas, paso otyra vez para invitarlos a un nuevo blog en el que estoy trabajando:
http://buscandoelgroove.blogspot.com/

Es un blog para degustar la música negra con videos de los monstruos del género mas algunas cosas mías que no forman parte del cuarteto de jazz al que pertenezco.
Espero verlos por allí.
Saludos!

ESTHER dijo...

Jelou Armando,

en tan sólo 18 meses de existencia, el trío de Bill Evans, con Lafaro y Motian, ha sido uno de los más influyentes de todos los tríos de piano del jazz! Es impresionante la química que hubo y cómo se entendieron improvisando entre Scott, Bill y Paul.

Besos, miles.

Hector Aguilera S. dijo...

Armando, creo que el gran mérito de LaFaro, fue el cambio que efectuó en la manera de tocar y el rol del contrabajo en el jazz. hasta antes de el, fue solo un instrumento de acompañamiento, LaFaro lo convirtio en un instrumento solista como otros. Para Bill Evans la muerte temprana de LaFaro, le provoco una depresión que lo tuvo séis meses sin tocar.
Saludos,

Armando dijo...

Luego pasaremos a conocer tu nuevo blog, Jazz.

Jelou Esther,

Sí, fue algo histórico en el Jazz ese asunto. Paul creo que anda por ahí dando batería todavía.

Muchos Besos.

Gracias por tu enrriquecedor y acertado comentario, Héctor.

Saludos.